Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

X

Valencia  y el Museo de la Seda se han convertido, gracias al I Congreso Internacional de Museos de la Seda, en referente mundial de la Ruta de la Seda. A lo largo de dos días, el MUVIM (Museo de la Ilustración y de la Modernidad) ha acogido un evento que ha relanzado el valor histórico de una ciudad que fue líder de producción de seda en el siglo XVIII. “Estamos muy satisfechos y orgullosos por cómo ha transcurrido este congreso que ha servido para poner a Valencia y al Museo de la Seda de Valencia en el lugar que se merece en la popular Ruta de la Seda. Han sido brillantes todas las intervenciones de unos ponentes magníficos que nos han hecho ver y confirmar la importancia que ha tenido y tiene esta materia para la humanidad”, afirma Vicente Genovés, presidente del Colegio del Arte Mayor de la Seda.

Han sido dos días intensos en los que han participado numerosos ponentes en un total de trece conferencias. El Congreso Internacional de Museos de la Seda comenzó el jueves 15 de noviembre con la inauguración por parte de Francesc Colomer, Secretario Autonómico de Turismo. El primer conferenciante en tomar la palabra fue Ricard Huerta con “El Museo de la Seda de Valencia y la exposición sobre los Museos de la Seda”. A continuación, José Luís Cenís,  habló sobre “La estación sericícola de Murcia” y Juan de la Cruz, sobre “El Museo de la Seda en la Isla de la Palma”.

 

Por la tarde se retomaron las ponencias con la exposición de Juan Ángel Gómez, fundador y director de Adarve Producciones SL, que puso en valor la importancia de los medios audiovisuales en este sector. Le siguió el profesor de la Universidad de Pisa, Claudio Zanier, con “Las colecciones de capullos del antiguo Instituto Bacológico de Padua” y Germán Navarro, que puso voz a la ponencia de Paolo Aquilini sobre el “Museo Didáctico de la Seda de Como”. Por último, se trató el curioso edificio con forma de palacio, “La Fondazione Filatorio Rosso di Caraglio” con Laura Vietto, VP de Design Apple, y Aurelio Toselli, arquitecto y fundador de Envato.

El viernes 16 de noviembre, inauguró la jornada Ricardo Franch, catedrático de Historia Moderna y Contemporánea de la Universidad de Valencia, ilustrando a todos los presentes sobre las rutas de la seda en la historia de España y Portugal en las publicaciones de la universidad. Le siguió Nino Kuprava, directora del State Silk Museum de Tbilisi en Georgia, quien comentó del museo que “tiene una librería única con ejemplares de todas las épocas y en todas las lenguas”. En la última ponencia de la mañana Nazin Enes, en representación de Muhterem Cevik, dio a conocer al público el Museo textil y de la seda de Turquía.

La encargada de arrancar las conferencias de la tarde fue Sophie Desrosiers, de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales en París y del Centro de Investigación Histórica, que hizo un magnífico recorrido por los diferentes museos de la seda de Francia. Tras ella, Klas Nyberg, del museo de Estocolmo, hizo un interesante análisis de la historia económica para entender la industria sedera de Suecia y comprender la génesis del museo de Estocolmo.

Para terminar el congreso se procedió a celebrar el acto de clausura de la mano de los dos codirectores del mismo, Germán Navarro y Ricard Huerta, el presidente del Museo de la Seda de Valencia, Vicente Genovés, y el presidente de la plataforma digital de la Ruta de la Seda de UNESCO, José María Chiquillo.


Germán Navarro destacó como una de las conclusiones más importantes “las conexiones tan interesantes entre la seda, la ciencia y el arte contemporáneo, además de que los museos se hayan presentado como verdaderos centros docentes“. Ricard Huerta quiso hacer una bonita metáfora al alegar que estos dos días “el tacto de la seda se ha convertido en caricia hacia la piel del mundo” y José María Chiquillo remarcó que “esto no ha sido una competición entre museos sino un proyecto de cooperación para que la seda siga siendo reconocida como una elemento que ha unido a pueblos de todo el mundo”. Por último, las palabras de Vicente Genovés fueron claras: “A nivel personal, he aprendido mucho y este Congreso nos ha puesto las pilas con ideas de nuevos proyectos para nuestro joven museo, que ya es un referente mundial”.